La pintura "San Pedro arrepentido", atribuida a Rubens y Van Dyck, ha sido “expulsada” de España.

La pintura